En una nota anterior expliqué un poco cómo capturan y procesan la imagen los celulares. Si leyeron, saben que entre más luz hay en el ambiente para que reciba el dispositivo, mejor puede salir la toma, porque hay más información. Pero no es todo. El resultado también depende mucho del procesador de medios de las cámaras. Y qué mejor manera ver esto que haciendo unas pruebas básicas para ver cuál es mejor cámara entre las del LG G4, Samsung Galaxy S6 y el iPhone 6 Plus.

Lo sé, ustedes todavía quieren con el alma al Nokia Lumia 1020, pero ya no se vende… Aunque si quieren ver las pruebas de cámara de ese equipo, pueden ver la evaluación que hicimos en 2013.

El mando de toma

Uno de los factores más importantes para mi a la hora de controlar una cámara es poderla controlar en serio. La forma de toma automática de todos los celulares funciona igual, tocas la pantalla, enfoca y se hace la toma. Pero para los verdaderos fanáticos de la fotografía, poder controlar las variables (en especial aquellas de exposición) es lo ideal.

guerra de cámaras móviles

Interfaz iPhone 6 Plus

Empecemos por la interfaz del iPhone 6. Lo que más me gusta de esta interfaz es cómo se puede pasar de un modo a otro con un deslizamiento. Sin embargo, lamento decir que todo lo demás me incomoda. El no poder controlar ninguna variable, con números tangibles, me estresa mucho cuando quiero que una toma quede bien hecha. El iPhone 6 Plus tiene una función muy útil que es el seguro de exposición y foco, y que al tocar por un tiempo y deslizar el dedo uno pueda incrementar o disminuir la exposición. Sin embargo, el no poder darle prioridad a la sensibilidad o a la velocidad sigue dejándola totalmente por detrás de la interfaz de los otros dos grandes monstruos de la fotografía móvil.

guerra de cámaras móviles

Interfaz Samsung Galaxy S6

Por el lado del Samsung Galaxy S6, cambiar entre modos es un proceso un poco más largo con respecto a la interfaz sencilla del iPhone 6 Plus. Sin embargo, además de los mil modos que solo utilizan en Corea, el modo manual es muy completo. Además del seguro de autoenfoque y exposición, la cámara sí permite controlar manualmente variables importantes como el foco y la sensibilidad. Otro plus de la app nativa de cámara para Galaxy S6 es la posibilidad de cambiar entre medición matricial, puntual y parcial. Esto permite que la compensación de exposición pueda ajustarse a un punto en especifico, o para compensar la escena en general. Además, eso permite ser un poco más creativo con la toma.

guerra de cámaras móviles

Interfaz LG G4

 

El ganador en interfaz, para mí, fue el LG G4. Hay que hacer la misma cantidad de pasos para cambiar de modo que en un S6. Pero lo más impresionante es que tiene un modo manual pensado para los fotógrafos. Al lado superior izquierdo tiene un histograma de exposición, además de la información de todos los ajustes que hicimos y un exposímetro que informa si la toma o está subexpuesta o sobreexpuesta. En todo el centro de la pantalla tiene una guía de inclinación para que las tomas no nos salgan chuecas. Y en la parte inferior tiene controles para balance de blancos, foco, compensación de exposición, sensibilidad y velocidad de toma. Esto les permitirá jugar mucho con la cámara; podrán hacer –por ejemplo– tomas de larga exposición o ‘congelados’. Y, sobre todo, podrás tener el control máximo de la toma.

EL LG G4 TIENE MEJOR INTERFAZ

Entre más luz, mejor información

La siguiente prueba la realizamos simulando una situación de buena luz, contrastada. Esto nos permitía acercarnos más a los sujetos, además lograría que las cámaras compensen la exposición con la menor sensibilidad, velocidades altas y buscando el mejor nivel de detalle. Todos los celulares tenían apagada su función HDR y tenían puesto el balance de blancos en automático.

guerra de cámaras móviles

iPhone 6 Plus

guerra de cámaras móviles

LG G4

guerra de cámaras móviles

Samsung Galaxy S6

Como pueden ver en las tres fotografías de arriba, todas las cámaras tienen muy buen detalle vistas en su totalidad. La cámara del G4 es un poco más angular (abarca más espacio) que el Galaxy S6, y el iPhone es la que menos angular se ve, aunque también es parte de que las tomas en su máxima resolución son formato 2:3, en vez del 16:9 de las otras dos. Sin embargo, tanto el Galaxy S6 como el iPhone 6 Plus se dejaron invadir por la contraluz, lo que ‘lavó’ un poco ambas imágenes (aunque esto fue más notorio en la toma del iPhone 6 Plus). En la toma general, también vemos que el Galaxy S6 y el iPhone 6 Plus no balancearon muy bien los blancos, lo que los dejó con un tono un poco verdoso y amarillento.

guerra de cámaras móviles

Ahora, yendo al detalle, podemos ver en la comparativa que ninguna de las tres cámaras se salva de los bordes falsos. Sin embargo, la del LG G4 es la que mejor detalle presenta. Aunque la toma del iPhone 6 Plus compensó con una sensibilidad de ISO 40 y el G4 con ISO 50, la cámara de LG parece tener mejor procesamiento, lo que resulta en bordes más nítidos y tomas más limpias que las demás. El S6 no se queda atrás, y también presenta mejor detalle que el iPhone 6. El resultado es un empate en las cámaras surcoreanas.

LAS CÁMARAS DEL G4 Y EL S6 EMPATAN EN LOS DETALLES

El truco de la baja luminosidad

Esta prueba se hizo apagando todas las luces, con una fuente muy pequeña y débil iluminando el cuarto. Esto obliga a la programación automática de todas las cámaras a utilizar la menor velocidad posible y la mayor sensibilidad que puedan. Además, nos permite ver cómo reaccionan las tres cámaras a las condiciones más difíciles de luz.

guerra de cámaras móviles

iPhone 6 Plus

guerra de cámaras móviles

LG G4

guerra de cámaras móviles

Samsung Galaxy S6

En general, las tres cámaras buscaron iluminar el cuarto en su totalidad, encontrando información en el fondo y en los sujetos. Sin embargo, una vez más, vemos que el iPhone 6 se quedo muy, muy, muy atrás. La toma del iPhone presenta demasiado ruido, debido a que tuvo que subir al máximo su sensibilidad. Esto hizo que los tonos se contaminaran y que se perdiera mucho detalle en la toma. El Samsung Galaxy S6 tuvo mucho mejor resultado: si esta fuera la foto para Facebook, no se notaría mucho el ruido que invade las áreas oscuras. Sin embargo, si lo comparamos con la foto con buena luz, se alcanzan a notar manchas en los colores y un poco de perdida de detalle.

Por su parte, el LG G4 rompió a sus competidores. No se nota ruido y sigue manteniendo mucho detalle. Posiblemente, nadie se daría cuenta que fue tomada en un espacio de casi oscuridad total.

guerra de cámaras móviles

Ahora, visto al detalle, vemos el truco que el procesador de imagen de cada celular hizo. En el caso del iPhone, no hay rescate alguno. Todo es ruido digital sobre la imagen. El Samsung Galaxy S6 pudo compensar mejor la luz, pero pierde detalle de los objetos y hace notar mucho más los bordes artificiales que generan las cámaras de celular. LG, con su G4, hizo un truco muy interesante. La imagen parece que hubiera pasado un filtro de paso alto para sacar detalle de los bordes, y sobre esta se puso una imagen bien expuesta y desenfocada para generar el color parejo. Es como cuando un ‘fotógrafo’ barato hace el ‘jotochop’ para que a la amiga no se le noten las arrugas y los granitos, y termina haciéndola ver con una piel de plástico.

Por rendimiento gana el Samsung Galaxy S6, pero por resultados LG sacó un buen truco de la manga.

¿Y la selfie?

La prueba es bien obvia, ¿no?

guerra de cámaras móviles

Colores lavados y desbalanceados.

Lamentablemente el iPhone 6 Plus no superó a sus competidores en ninguna prueba. Pueden trolearme en los comentarios, pero no se puede negar que todas las tomas estuvieron en las mismas condiciones. La selfie del iPhone quedó totalmente lavada por la contraluz y eso genera que se sienta que no tiene detalle.

guerra de cámaras móviles

Colores saturados pero ángulos que me ponen más narizón.

Por el lado del Samsung Galaxy S6,  yo soy muy narizón. La cámara angular del S6 hace que me vea el doble de narizón. Sin embargo captó mejor la luz, rescató más detalle en mi pelo, y el color en general es mucho más saturado y contrastado que el del iPhone 6. La foto quedó bien expuesta y hay información en todas las áreas de la foto.

guerra de cámaras móviles

Mucho detalle, pero mal balance de niveles.

El LG G4 tiene muy buen detalle, y muy buen balance de blancos. Hay detalle en las zonas oscuras, pero falló al encontrar un buen equilibrio entre luz y sombra, lo que resulta en un lado de mi cara muy ‘estallado’.

Punto para el Galaxy S6. Pero el definitivo ganador en mi pequeña competencia de cámaras es el el LG G4. Su principal ventaja es la interfaz completa para hacer tomas controladas, pero a eso se le suma el buen detalle que resulta de sus fotografías y el llamativo truco que hace para compensar la exposición en la noche.

Imágenes: ENTER.CO

Written by macrotecno